Higado graso dieta: Una excelente dieta para revertir la enfermedad del hígado graso

Enlaces patrocinados

Un plan de dieta para el hígado graso debe ser integral, no sólo para mejorar la salud del hígado, sino también la salud general del cuerpo humano. Todo lo que una persona consume, ya sea bueno o malo, encuentra su camino a través del hígado antes de ser distribuido a otras áreas del cuerpo. El hígado es un órgano crítico porque tiene alrededor de 200 funciones y un hígado sano por lo general corresponde a un cuerpo sano.

La enfermedad del hígado graso se produce cuando la grasa de los triglicéridos equivale al 10% del peso del hígado. La grasa se acumula dentro y alrededor de las células hepáticas (hepatocitos), que hace que el hígado aumente de tamaño y se haga más pesado. Cuando esto sucede, algunos pacientes se quejan de dolor abdominal, malestar y la sensación de plenitud en su área del torso inferior del lado derecho del cuerpo.

En su mayor parte, el hígado graso en sus primeras etapas (esteatosis simple) es una condición asintomática. Muchos pacientes no son conscientes de que la condición existe hasta que empeora. Cuando esto ocurre, los síntomas pueden incluir debilidad y cansancio, náuseas, anorexia, confusión, dolor abdominal e ictericia. Si no se remedia con dieta y ejercicio, la enfermedad del hígado graso puede progresar a cirrosis o cáncer de hígado y puede llegar a ser fatal.

Enlaces patrocinados

No existe una cura para el hígado graso. Sin embargo, esto no significa que la condición no pueda ser tratada o incluso invertirse. Aunque existen muchos métodos alternativos de tratamiento como el uso de vitamina C y E, sales de Epsom, cardo mariano y una variedad de diferentes drogas, una dieta adecuada y el ejercicio siguen siendo la mejor manera de combatir la enfermedad del hígado graso.

Las mejores dietas para los pacientes hígado graso deben seguir algunos principios clave. Esta es una composición rápida de las cosas que le pueden ayudar si usted tiene enfermedad del hígado graso .

  • Centrarse en los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, tales como arroz integral y cereales integrales.
  • Reduzca su consumo de carbohidratos refinados y simples, como los que se encuentran en el azúcar, el pan blanco, fideos, postres y dulces.
  • Coma abundantes porciones de frutas y verduras todos los días. Un consejo rápido: los jugos de vegetales crudos pueden ser muy saludables para el hígado.
  • Manténgase alejado de los alimentos fritos, alimentos procesados y especialmente de las carnes procesadas como las salchichas y perros calientes.
  • Reduzca y limite su consumo de productos lácteos.
  • Evite la margarina, el consumo excesivo de condimentos grasos como el aderezo para ensaladas, los jugos azucarados de frutas, las bebidas energéticas, y el alcohol.
  • Céntrese en las carnes blancas magras como la pechuga de pollo o pavo en lugar de la carne de res o de cerdo.
  • Beba abundante agua (al menos 2 litros al día).

Etiquetas: higado blanco, jugoterapia para el higado graso, jugoterapia para higado graso, como revertir el hígado graso, jugoterapia para el higado, grasa alrededor del higado

Enlaces patrocinados