Dieta proteinas: Consecuencias graves de las dietas proteicas para adelgazar

Enlaces patrocinados

Las proteínas son los bloques de construcción del cuerpo, esta afirmación es muy importante entenderla bien ya que una mala interpretación puede llevar a tomar una desición equivocada.

El cuerpo necesita proteína para repararse y mantenerse a sí mismo.

Entonces la lógica sería que hay que consumir mucha proteína porque es muy beneficiosa para el cuerpo ya que ayuda a mantenerlo y repararlo, pero el problema es que los alimentos ricos en proteínas vienen a veces con toxinas o sustancias que en exceso son dañinas para el organismo.


Enlaces patrocinados


Una dieta rica en carne puede contribuir a que se presenten niveles altos de colesterol malo u otras enfermedades como la gota. Una dieta rica en proteína también puede sobrecargar los riñones.

La dieta proteínas debe estar bajo supervisión, es decir, que la cantidad de proteínas que se consume a diario debe ser calculada por un nutricionista además este profesional debe darle la lista de los mejores alimentos que contengan proteína de calidad y accesibles en su ciudad.

Consecuencias del consumo excesivo de proteínas

El exceso de la ingesta de proteínas tiene las siguientes consecuencias para la salud, por favor, no opte por un exagerado incremente en el consumo de proteínas sin la aprobación de un nutricionista calificado.


Enlaces patrocinados


Como el organismo es incapaz de almacenar las proteínas, el exceso de proteínas es digerido y convertido en azúcares o ácidos grasos. El hígado retira el nitrógeno de los aminoácidos, una manera de que éstos pueden ser consumidos como combustible, y el nitrógeno es incorporado en la urea, la sustancia que es excretada por los riñones. Estos órganos normalmente pueden lidiar con cualquier sobrecarga adicional, pero si existe enfermedad renal, una disminución en la proteína frecuentemente será prescrita.

El exceso en el consumo de proteínas también puede causar la pérdida de calcio corporal, lo cual puede conducir a pérdida de masa ósea a largo plazo. Sin embargo, varios suplementos proteicos vienen suplementados con diferentes cantidades de calcio por ración, de manera que pueden contrarrestar el efecto de la pérdida de calcio.

Algunos sospechan que el consumo excesivo de proteínas está ligado a varios problemas:

  1. Hiperactividad del sistema inmune.
  2. Disfunción hepática debido a incremento de residuos tóxicos.
  3. Pérdida de densidad ósea; la fragilidad de los huesos se debe a que el calcio y la glutamina se filtran de los huesos y el tejido muscular para balancear el incremento en la ingesta de ácidos a partir de la dieta. Este efecto no está presente si el consumo de minerales alcalinos (a partir de frutas y vegetales [los cereales son ácidos como las proteínas; las grasas son neutrales]) es alto.

En tales casos, el consumo de proteínas es anabólico para el hueso. Algunos investigadores piensan que un consumo excesivo de proteínas produce un incremento forzado en la excreción del calcio. Si hay consumo excesivo de proteínas, se piensa que un consumo regular de calcio sería capaz de estabilizar, o inclusive incrementar, la captación de calcio por el intestino delgado, lo cual sería más beneficioso en mujeres mayores.

Las proteínas son frecuentemente causa de alergias y reacciones alérgicas a ciertos alimentos. Esto ocurre porque la estructura de cada forma de proteína es ligeramente diferente. Algunas pueden desencadenar una respuesta a partir del sistema inmune, mientras que otras permanecen perfectamente seguras. Muchas personas son alérgicas a la caseína (la proteína en la leche), al gluten (la proteína en el trigo) y otros granos, a la proteína particular encontrada en el maní o aquellas encontradas en mariscos y otras comidas marinas.

Es extremadamente inusual que una misma persona reaccione adversamente a más de dos tipos diferentes de proteínas, debido a la diversidad entre los tipos de proteínas o aminoácidos. Aparte de eso, las proteínas ayudan a la formación de la masa muscular.

Dieta de proteínas

Las fuentes dietéticas de proteínas incluyen carne, huevos, legumbres, frutos secos, cereales, verduras y productos lácteos tales como queso o yogurt. Tanto las fuentes proteínas animales como las vegetales poseen los 20 aminoácidos necesarios para la alimentación humana.

Dieta proteinas
Dieta proteinas

Los siguientes son los tamaños de las porciones que se recomiendan para la proteína:

  • De 2 a 3 onzas de carne magra, de carne de aves y pescado cocidos (una porción de más o menos el tamaño de una baraja de cartas).
  • Media taza de legumbres secas cocidas.
  • Un huevo, dos cucharadas de mantequilla de maní o una onza de queso.

Consuma las siguientes fuentes de proteína:

  1. Pavo o pollo sin piel o bisonte (también llamada carne de búfalo).
  2. Cortes magros de carne de res o de cerdo, tales como rodaja, solomo o filete (quíteles cualquier grasa visible).
  3. Pescados o mariscos.
  4. Otras fuentes buenas de proteína abarcan:
  5. Frijoles moteados, frijoles negros, frijoles porotos, lentejas, guisantes partidos o garbanzos.
  6. Nueces y semillas, entre ellas, almendras, avellanas, nueces mixtas, cacahuetes, mantequilla de maní, semillas de girasol o nueces de nogal (sólo tenga cuidado con cuánto come, debido a que las nueces son ricas en grasa).
  7. Tofu y otros productos de proteína de soja (soya).
  8. Productos lácteos bajo en grasa.

No coma más de cuatro huevos por semana. Aunque son una buena fuente de proteína y son bajos en grasa saturada, tienen mucho colesterol. Ensaye recetas sólo con la clara del huevo.

Conclusiones de la dieta proteínas

Si usted quiere bajar de peso con una dieta proteínas elevada le recomiendo que visite primero a su nutricionista, hay muchas personas que han tenido excelentes resultados adelgazando con dietas ricas en proteínas, sin embargo no se pueden mantener a largo plazo ya que trae consigo graves riesgos para la salud incluyendo la gota y problemas renales.

Si su objetivo es bajar de peso saludablemente, deje de consumir carbohidratos dulces como las gaseosas, el azúcar, los pasteles, las donas o donuts, las patatas fritas y el chocolate, en su lugar consuma ensaladas de todos los colores y variedades y verá que por arte de la ciencia bajará peso saludablemente, manteniendo constante la cantidad de proteinas en su dieta y obteniendo esta proteína de las mejores fuentes recomendadas.

Etiquetas: consecuencias dieta proteica


Enlaces patrocinados