Ajo para adelgazar: Bajar de peso con pastillas de ajo

Enlaces patrocinados

¿Es cierto que las píldoras de ajo ayudan a perder peso?

He estado yendo al gimnasio alrededor de 2 años. He tenido un bebé en diciembre y estoy con sobrepeso de 3 kilos. Oí que las píldoras de ajo funcionan como pastillas para adelgazar. Le agradecería su opinión. Gracias

En primer lugar, te sugiero que no busques una píldora mágica que te ayude a bajar de peso sin cambiar tu estilo de vida. Si una persona quiere bajar de peso y no volverlo a recuperar lo que debe hacer es cambiar sus hábitos alimenticios y comenzar a vivir activamente y no de forma sedentaria.


Enlaces patrocinados


Es cierto que las píldoras de ajo tienen excelentes propiedades para el organismo como por ejemplo:

  • El ajo es hipolipemiante porque permite reducir los niveles de colesterol LDL por lo tanto es un gran aliado para prevenir enfermedades coronarias.
  • El ajo es antihipertensivo por su efecto vasodilatador.
  • El ajo es hipoglucemiante, normaliza los niveles de glucosa en la sangre, por lo tanto puede ser beneficiosos para las personas obesas.

Pero, no hay que depender solamente del ajo para adelgazar saludablemente, te doy este ejemplo:

Un señor muy gordo visita una churrasquería y pide un plato completo con Bife Chorizo, Morcilla, Tripa Gorda, Patatas fritas, Arroz con Queso, Ensalada y Salsas. Pero como el señor está haciendo dieta le pide al mozo una Soda Dietética para tomar su cápsula de Ajo. ¿Ridículo?


Enlaces patrocinados


¿No tiene sentido verdad? De qué sirve tomar una píldora para adelgazar si es que se consumen más de 1.000 calorías en una sola comida. ¿No sería mejor que este señor obeso reduzca la carne y los carbohidratos y aumente las verduras en su comida?

Recomendación: Antes de incluir suplementos de ajo con el objetivo de adelgazar te recomiendo que consultes con tu médico y con tu nutricionista.

Usos medicinales

Usos aprobados por la Comisión E del Ministerio de Sanidad alemán:

  • Arteriosclerosis
  • Hiperlipidemias
  • Hipertensión arterial

Tradicionalmente se ha utilizado en casos de bronquitis, aerofagia, dispepsias, espasmos abdominales, amenorrea, diabetes. Típicamente se ha utilizado para el tratamiento de callos, verrugas, otitis, artritis, artralgias, neuralgias o ciática. También se utiliza como condimento alimentario. Curiosamente los egipcios ya lo utilizaban como un remedio para los dolores y los griegos hacían comer un ajo crudo a los atletas antes de cada competición ya que lo consideraban como una fuente de fortaleza física. Asimismo, se utilizó contra la peste, y también durante las dos guerras mundiales para el tratamiento de heridas, del cólera o del tifus.

Acciones farmacológicas

Actualmente, el ajo tiene una amplia utilización farmacológica:

Hipolipemiante: Disminuye el nivel de colesterol LDL en la sangre (colesterol malo), produciendo un efecto cardioprotector, y no afecta a los niveles de triglicérido cardiosaludables y necesarios para el cuerpo. De esta manera el ajo contribuye en la prevención de enfermedades coronarias y accidentes vasculares cerebrales.

Vasodilatador periférico: Este efecto causa un aumento del calibre de los vasos y se produce por una reducción de agentes vasopresores como las prostaglandinas y angiotensina II, y por una activación de una óxido-nítrico sintetasa que produce óxido nítrico .

Antihipertensivo: Este efecto hipotensor del ajo es causado por el efecto vasodilatador. En dosis elevadas, el ajo provoca un descenso de la tensión arterial, tanto de la máxima como la mínima.

Antiagregante plaquetario: Impide la tendencia excesiva de las plaquetas sanguíneas a agruparse formando coágulos, y también actúa como fibrinolítico (deshace la fibrina que es la proteína que forma los coágulos sanguíneos). De esta manera se consigue aumentar la fluidez en la sangre y hace que sea recomendable a todas aquellas personas que han sufrido embolias, trombosis …

Hipoglucemiante: El ajo normaliza el nivel de glucosa sanguínea y por lo tanto, es bueno que lo utilicen los diabéticos y los obesos.

Antibiótico y antiséptico general: El ajo tiene también una acción antibiótica contra varios microorganismos (Escherichia coli, Salmonella typhimurium, estafilococos y estreptococos, diversos hongos , y otros virus). El poder bactericida del ajo en el conducto intestinal es selectivo por lo que a diferencia de los antibióticos sintéticos, regula la flora intestinal y no la destruye, ya que sólo actúa sobre las bacterias patógenas.

Estimulante de las defensas: El ajo aumenta la actividad de las células defensivas del organismo, linfocitos y macrófagos, por tanto estimula la respuesta inmunológica y ayuda al sistema inmunitario del organismo a resistir las infecciones. De esta manera, actualmente cada vez más se está utilizando el ajo como complemento en el tratamiento del sida.

Anticancerígeno: Hay estudios que han demostrado que el ajo bloquea la formación de potentes anticancerosos, denominados nitrosamina, que pueden producirse durante la digestión de determinados alimentos. Se sabe que la alliicina, uno de sus principios activos, impide la proliferación de la bacteria ”Helicobacter pylori”, relacionado con las úlceras de estómago y que puede favorecer el desarrollo de cáncer de estómago.

Vermífugo: El ajo actúa contra los parásitos intestinales, especialmente contra Enterobius vermiculare, pequeños gusanos blancos que provocan picor anal en los niños.

Tonificante y depurativo: El ajo activa reacciones químicas del metabolismo y favorece los procesos de excreción de sustancias de deshecho.

Desintoxicante: Especialmente destinado para los tratamientos para dejar de fumar. Normaliza la tensión arterial elevada del fumador y ayuda a vencer el deseo por fumar.

Etiquetas: pastillas de ajo, pastillas de ajo para adelgazar, pastillas de ajo y perejil para adelgazar, pildoras de ajo, capsulas de ajo y perejil, pastillas de ajo y perejil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *