Propiedades del ajo para adelgazar: El ajo reduce el colesterol malo

Enlaces patrocinados

Ajo y colesterol

El Ajo, a menudo es promocionado por los expertos como un súper alimento, porque ofrece una multitud de beneficios para la salud. La planta de ajo es muy popular tanto para los muchos sabores que produce cuando se cocina, así como el impacto positivo que tiene en el cuerpo humano. El ajo se ha utilizado durante siglos con fines medicinales y fue descubierto hasta en la tumba del Rey Tut en el antiguo Egipto, de acuerdo con CBC News.

Uno de los problemas de salud que el ajo puede ayudar es el colesterol. El colesterol existe en el cuerpo en dos formas: lipoproteínas de baja densidad y lipoproteínas de alta densidad. El colesterol LDL tiene efectos negativos en el cuerpo porque cuando circula en la sangre puede acumularse en las paredes arteriales y formar placas insalubres. El colesterol HDL transporta el colesterol LDL de las arterias y por lo tanto disminuye la probabilidad de un ataque al corazón.

Propiedades del ajo en la salud


Enlaces patrocinados


En la actualidad, el ajo es una medicina naturista y tiene una amplia utilización farmacológica. Es eficaz como antibiótico, combatiendo numerosos hongos, bacterias y virus (se ha usado en al menos un paciente con SIDA para tratar una toxoplasmosis, una enfermedad protozoaria; en el control de enfermedades cardíacas, ya que reduce el bloqueo de las arterias); reduce la presión arterial y el colesterol; incrementa el nivel de insulina en el cuerpo; controla los daños causados por la arterioesclerosis, y el reumatismo. También se relaciona con la prevención de ciertos tipos de cáncer, ciertas complicaciones de la diabetes mellitus, en la reversión del estrés y la depresión.


Enlaces patrocinados


De acuerdo a los efectos medicinales buscados, varía la forma en que deben ser ingeridos, ya que el ajo posee diferentes propiedades crudo o cocido. Cuando el ajo crudo es cortado o machacado, se produce la combinación de la aliina con la alinasa, lo que produce una sustancia denominada alicina. Ésta tiene varios efectos benéficos, en cambio si el ajo es cocinado, este compuesto se destruye. En el proceso de cocción se liberan compuestos diferentes, como la adenosina y el ajoeno, que poseen cualidades anticoagulantes y, se supone, reducen el nivel de colesterol.

La virtud antihipertensiva y por ende favorable a la actividad cardiáca y disminuidora de riesgos de ACV o ictus cerebral está perfectamente demostrada: la alicina tiene como principal compuesto el sulfuro de hidrógeno el cual facilita la distensión de las membranas celulares vasculares disminuyendo de este modo la presión sanguínea y favoreciendo la circulación y el transporte de oxígeno mediante la hemoglobina de los glóbulos rojos a los órganos y, por consecuencia, implicando una menor fatiga (estrés) para el corazón; lo que ha sido puesto en dudas es la capacidad del ajo para reducir el LDL colesterol (lipoproteína de baja densidad o “colesterol malo”) en la sangre y la formación de ateromas; aunque sí posee una acción sobre las plaquetas, por lo que se desaconseja el consumo de suplementos de ajo si no es bajo responsabilidad médica ya que los suplementos artificiales de ajos o su ingesta excesiva puede afectar la correcta actividad de la coagulación e hiperlipidemia.

No se ha demostrado científicamente que las personas que ingieren ajo no son picadas por los mosquitos

También se usa el ajo en vía tópica para combatir las verrugas, además de ser también un eficaz vermífugo por vía oral (perlas de ajo). Hay una larga tradición de uso en la medicina herbaria, que ha utilizado el ajo para la ronquera y la tos.  Los indios Cherokee lo usan como expectorante para la tos y para los caballos.

Etiquetas: perlas de ajo, el ajo baja los globulos rojos


Enlaces patrocinados