Dieta para hipertensos: La mejor dieta para la hipertension es una dieta equilibrada con pequeñas cantidades de sodio

La hipertensión se controla normalmente con una combinación de medicamentos y una dieta especial, esto se debe a que las drogas por sí solas no ayudan realmente al paciente a lograr toda la ayuda necesaria. Puesto que la condición es incurable, el paciente cambia su alimentación para eliminar los ingredientes que agravan la enfermedad.

Cuando no se consumen los alimentos que empeoran la condición, la persona experimenta menos complicaciones y la tasa de recidiva se reduce al mínimo. La dieta muy importante en el manejo de la hipertensión, porque si los medicamentos son efectivos y el paciente cumple con su plan de ejercicio y come el tipo correcto de alimentos la hipertensión puede quedarse en el recuerdo.

Una dieta adecuada para un paciente hipertenso, contiene menos sodio que una dieta normal. El sodio es conocido por retener líquidos, pero solo debe reducirse y de ninguna manera debe eliminarse completamente de la dieta, ya que tiene algunas funciones especiales como equilibrar los electrolitos. Debe reducirse a cerca de 4 gramos por día.

La comida también debe ser natural y no artificial, ya que el hecho de que los alimentos artificiales tienen una gran cantidad de aditivos químicos que hacen que la condición del individuo empeore. Los alimentos enlatados no se deben comer debido a su alto contenido de sodio.

Una dieta adecuada para hipertensos también debe contener pocas especies ya que actúan como estimulantes debido al hecho de que la estimulación del paciente daría lugar a la descarga de adrenalina y mayor elevación de la presión arterial.

Los alimentos que contienen cafeína también se deben eliminar del régimen alimenticio. El café y el té fuerte no se deben consumir. Las bebidas alcohólicas no deben consumirse.

Las grasas saturadas no deben incluirse en la dieta, ya que aumentan el nivel de colesterol de la sangre y empeoran la aterosclerosis ya existente. Las carnes rojas y las carnes grasas como el cerdo no se deben incluir en ninguna comida.

La dieta para la hipertensión debe contener proteínas, carbohidratos, vitaminas, minerales, agua y grasas en su justa proporción. En otras palabras, el paciente hipertenso debe comer una dieta equilibrada, siempre y cuando no contenga los elementos prohibidos.

Deja un comentario