Dieta diabetico: Equilibrio entre carbohidratos, grasas y proteinas

Enlaces patrocinados

Para mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control, una dieta para diabéticos debe presentar un equilibrio entre los hidratos de carbono, grasas y proteínas.

Hidratos de carbono:

Los carbohidratos son la fuente de energía que comienza con la glucosa, el azúcar en la sangre, e incluye las sustancias que contienen muchas moléculas de azúcar llamadas hidratos de carbono complejos, almidón, celulosa, y las encías. Los carbohidratos constituyen la mayor fuente de azúcar en la sangre y son el principal combustible para el cuerpo y el cerebro. Los carbohidratos son un alimento que se puede dividir en azúcar y aumentan el nivel de azúcar en la sangre.


Enlaces patrocinados


Grasas:

Las grasas no deben pasar del 30% de las calorías diarias. La clave de la dieta para controlar el colesterol radica en la comprensión de las grasas y aceites.

Reducir el consumo de grasas saturadas y ácidos grasos trans es esencial para reducir el colesterol malo. Las grasas saturadas se encuentran en productos de origen animal y productos lácteos. Los ácidos grasos trans se crean a través de un proceso llamado hidrogenación. Estas grasas se encuentran en la margarina, comidas rápidas, repostería y panes blancos.

Proteínas:

La proteína es otro elemento que es importante tener en cuenta en la dieta para diabéticos. Los alimentos con proteínas no aumentan el azúcar en la sangre, por lo que es saludable comer más pescado, huevos, carne, etc. La proteína está limitada a un 20% de las necesidades calóricas totales del cuerpo.


Enlaces patrocinados


Una dieta para diabéticos puede ser personalizado para adaptarse a las preferencias de cada paciente, y un especialista en nutrición puede ayudar con esto.


Enlaces patrocinados