Limón quema grasa: Descubre las propiedades mágicas del limón

Enlaces patrocinados

Muchas personas tienen la idea de que el limón quema grasa, sin embargo no tienen una noción científica de este hecho, en este artículo explicaremos científicamente las propiedades del limón que pueden ser beneficiosas para quemar la grasa.

El limón posee un alto contenido en vitamina C (501,6 mg/L) y ácido cítrico (49,88 g/L). Se utiliza para elaborar postres (tales como el arroz con leche, en este caso se usa su piel para aromatizar) o bebidas naturales como la limonada y la leche merengada, a la cual se le añade también canela. Por la acidez de su jugo, se puede utilizar para potabilizar agua, agregando 4 ó 5 gotas por cada vaso de agua, y dejándolo actuar unos cuantos minutos.


Enlaces patrocinados


El limón no tiene ninguna otra propiedad mágica que ayude a quemar la grasa, sin embargo por su alto contenido de vitamina se tiene los siguientes beneficios:

La vitamina C sirve para:

  • Evitar el envejecimiento prematuro (proteger el tejido conectivo, la "piel" de los vasos sanguíneos).
  • Facilitar la absorción de otras vitaminas y minerales.
  • Como antioxidante.
  • Evitar las enfermedades degenerativas tales como arteriosclerosis, cáncer, enfermedad de Alzheimer.
  • Evitar las enfermedades cardíacas
  • Desde los descubrimientos de Linus Pauling se aseveraba que la vitamina C reforzaba el sistema inmune y prevenía la gripe, pero investigaciones realizadas en los 1990 parecen refutar esta teoría y, en todo caso, han demostrado que el consumo en exceso (a diferencia de lo preconizado por Pauling y sus seguidores) de suplementos de vitamina C son poco recomendables, porque, entre otras cosas, un consumo excesivo puede provocar alteraciones gastrointestinales.

Enlaces patrocinados


Realmente la vitamina C es muy necesaria para el cuerpo humano y tiene muchas funciones que benefician al organismo, además tiene los siguientes efectos:

Los efectos de la vitamina C

La vitamina C del limón ayuda al desarrollo de dientes y encías, huesos, cartílagos, a la absorción del hierro, al crecimiento y reparación del tejido conectivo normal (piel más suave, por la unión de las células que necesitan esta vitamina para unirse), a la producción de colágeno (actuando como cofactor en la hidroxilación de los aminoácidos lisina y prolina), metabolización de grasas, lacicatrización de heridas. Su carencia ocasiona el escorbuto, también resulta esta vitamina un factor potenciador para el sistema inmune aunque algunos estudios ponen en duda esta última actividad de la vitamina C.

La intoxicación por vitamina C es poco frecuente, dado que no puede ser almacenada en el cuerpo. A pesar de ello no es recomendable consumir cantidades superiores a las recomendadas por los organismos de salud y centros de investigación. Consumir vitamina C en dosis mayores de 2000 mg por día puede causar dolencias estomacales y diarrea; además puede generar calambres abdominales, y el posible desarrollo de ataques agudos de gota.

Para personas con cálculos renales no se recomienda el consumo de suplementos de vitamina C o en altas dosis ya que pueden agravarse los síntomas de la dolencia; esto sucede porque la vitamina C se transforma en oxalato en el cuerpo humano. Fomentando en esas personas genéticamente propensas la litisasis renal por cálculos de oxalato.

Podemos resaltar que una de las funciones que nos interesan de la vitamina C es la metabolización de las grasas, y para ello vamos a

La grasa

En bioquímica, grasa es un término genérico para designar varias clases de lípidos, aunque generalmente se refiere a los acilglicéridos, ésteres en los que uno, dos o tres ácidos grasos se unen a una molécula de glicerina, formando monografistas, diglicéridos y triglicéridos respectivamente.

El tipo más común de grasa es aquél en que tres ácidos grasos están unidos a la molécula de glicerina, recibiendo el nombre de triglicéridos o triacilglicéridos. Los triglicéridos sólidos a temperatura ambiente son denominados grasas, mientras que los que son líquidos son conocidos como aceites.

Todas las grasas son insolubles en agua teniendo una densidad significativamente inferior (flotan en el agua).

Funciones de las grasas

  • Producción de energía: la metabolización de 1 g de cualquier grasa produce, por término medio, unas 9 kilocalorías de energía.
  • Forman el panículo adiposo que protege a los mamíferos contra el frío.
  • Sujetan y protegen órganos como el corazón y los riñones.
  • En algunos animales, ayuda a hacerlos flotar en el agua.

Conclusión sobre el limón quema grasa

El limón contiene mucha vitamina C, y el ser humano necesita entre 40 y 400 miligramos por día (de preferencia vitamina C natural, no suplementos), por lo que consumir limonada sin azúcar en lugar de refrescos de cola o jugos de fruta azucarados, reduce la ingesta calórica y tiene muchos beneficios derivados de la vitamina C, como por ejemplo la metabolización de las grasas.

En conclusión el limón ayuda a metabolizar las grasas (quemar grasas) porque contiene mucha Vitamina C.

Requisitos diarios

El ser humano parece ser extremadamente eficiente en la reutilización de la vitamina C, por lo que sus requisitos son 50 veces menores que en el resto de los primates. Al ser una vitamina hidrosoluble su eliminación por el riñón por diuresis es extremadamente eficaz, por lo que los excesos se pueden eliminar en menos de cuatro horas. Sin embargo hay una cierta transformación de ác. ascórbico a ác. oxálico y su sal oxalato de cálcio, que es bastante insoluble y puede crear cálculos renales. Así 3 g de ascorbato ingeridos aparecen en la orina como ascorbato (90%), dehidroascorbato (6%) y metabolitos diversos como 31 mg de oxalato. Todo ello hace que haya muy poco consenso en cual es la cantidad mínima y la cantidad máxima. Prueba de ello damos las siguientes referencias:

  • 40 miligramos por día: Food Standards Agency del Reino Unido.
  • 45 miligramos por día: la Organización Mundial de la Salud
  • 60–95 miligramos por día: National Academy of Sciences de los Estados Unidos. Según este organismo no se deben exceder los 2000 mg por día.
  • 400 miligramos por día (mínimo): the Linus Pauling Institute.
  • 1 g por día: profesor Roc Ordman, para la investigación de los radicales libres.
  • 3 gramos por día (hasta 30 g para enfermos): Fundación para la vitamina C.
  • 6 – 12 gramos por día: Thomas E. Levy, Colorado Integrative Medical Centre.
  • 6 – 18 gramos por día: dosis que ingería Linus Pauling.
  • 3 –200 gramos por día: Robert Cathcart va subiendo la dosis hasta que aparece una diarrea. Entonces recomienda la dosis más elevada que no cause diarrea al paciente.

Etiquetas: aminoacidos del limon, limón grasas


Enlaces patrocinados